sábado, 23 de julio de 2016

Texto completo del “DIARIO” de Santa Faustina

El Diario
Para todos aquellos que vivieron las duras experiencias de la II Guerra Mundial, las palabras que quedaron escritas en el Diario de santa Faustina, aparecen como un Evangelio extraordinario de la Divina Misericordia, escrito desde la perspectiva del siglo XX.
Juan Pablo II
 © Copyright 1993 by Ediciones de Los Padres Marianos
de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María,
Stockbridge, USA.

La copia, reproducción, difusión en los distintos niveles,
en todo o en parte a los trabajos derivados llamados, como en los sitios web,
requiere el consentimiento por escrito de la Congregación.
Todos los derechos reservados!
dziennik

sábado, 27 de febrero de 2016

Adoración perpetua PRIMER ANIVERSARIO.


HACEN FALTA ADORADORES


Al Señor tu Dios adorarás y sólo a Él darás culto (MT 4, 10) El día 6 de marzo a las 18 h celebraremos la Eucarística de Acción de Gracias por el primer aniversario de la inauguración de la capilla, le daremos gracias al Señor porque en Gandia lo podamos adorar, alabar y venerar, pero también le pediremos que nos de el don de la perseverancia y la constancia en la adoración, que venimos a estar con Él y también le pediremos que seamos misioneros y divulgadores de la adoración, que no tengamos miedo ni vergüenza de invitar a nuestros familiares, amigos, en nuestro trabajo, porque lo que les ofrecemos es lo más grande y queremos lo mejor para todos. Por último lo que obtenemos de la adoración es la paz de Cristo, que viene del encuentro con Él, esa paz verdadera es la que reina en la capilla y en el corazón del adorador. Demos testimonio de la fe y el amor hacia nuestro Señor y ayudemos a que otros se acerquen a Él. De nuevo animaros a perseverar en la adoración y que proclamemos y divulguemos la adoración siempre que tengamos ocasión y sin miedo. Alabado sea el Santísimo Sacramento.
 Eduardo Mahiques


***********************  *** ********************

BREVE GUÍA DEL ADORADOR 
Adora a tu Señor en silencio. En el silencio del corazón Dios nos inspira y de ese modo nos habla. El silencio permite también respetar el diálogo íntimo y la oración de los otros. Puedes pasar tu hora santa de adoración come lo desees, recordando siempre que estás ante la presencia de tu Señor y Salvador. Sugerencias: Puedes leer un pasaje del Evangelio (en la capilla habrá algunos ejemplares del Nuevo Testamento) o bien traer tu Biblia y alabar al Señor con algún salmo (p. ej. 145, 146, 147,.. o el maravilloso salmo 104) o con el Canto de los tres jóvenes (Daniel cap. 3 versículos 52 y siguientes) o simplemente alabarlo espontáneamente. El Señor es digno de toda alabanza, honor, gloria y acción de gracias. Agradécele por los beneficios recibidos, por el don de tu vida y por de los otros, y por todos tus amigos, familiares, por cada cosa y sobre todo por esta gracia inmensa de poder adorarlo día y noche en esta capilla. Verás tú mismo cuántas son las cosas por las que debemos agradecer y alabar a nuestro Dios. Puedes también hablar con Él, contarle tus problemas (claro que Él los conoce pero se complace que tú se lo digas y busques en Él la solución, la luz, la respuesta). Seguramente tendrás muchas personas por las que interceder. Recuerda que con tu adoración puedes reparar los sacrilegios, blasfemias, ultrajes e indiferencias cometidos contra Dios, y todas las ofensas contra la Santísima Virgen y los santos. Desde luego, puedes sencillamente contemplarle en tu silencio, dejándote abrazar por su amor y recibiendo su paz. Puedes también rezar el Rosario, que es como contemplar a Jesús con los ojos y el Corazón de María. Recuerda siempre que el Jesús que tú contemplas es el mismo que está realmente delante de ti. Y así, por ejemplo, cuanto medites el primer misterio gozoso ten presente que ese Jesús que está delante de ti es el mismo que se encarnó en el seno de la Virgen María. Así también el que fue llevado por María a la casa de Isabel o el que nació en Belén... La hora que tú pasas con el Señor no se mide en minutos sino en gracias, bendiciones, protección, frutos, mayor intimidad y conocimiento de Dios. Esa hora el Señor la bendice y multiplica en beneficios incalculables, esa hora que tú le ofreces a Dios tiene valor de eternidad, es tu hora santa. 
Dijo el Santo Padre Benedicto XVI: “Sin adoración no habrá transformación del mundo… Adorar no es un lujo, es una prioridad”. Ten presente que si la capilla puede estar siempre abierta, día y noche, para quien quiera que sea a la hora que sea puede acercarse hasta el Señor y recibir quizás la misma salvación (abundan los testimonios de personas que se encontraron con Dios porque la iglesia estaba abierta), es porque tú constituyes ese eslabón de la cadena de amor y adoración que lo hace posible. Que esto sea siempre un motivo de alegría y un aliciente más para tu fidelidad en la adoración. 

******************************************

Queridos hermanos adoradores: 
Un año que transcurre en silencio, y nunca mejor dicho, porque es en el silencio pleno de la presencia de la Palabra que es el Señor a quien callados lo adoráis. Un año que Gandía acoge con fervor y entusiasmo el don de Dios: la Adoración Eucarística Perpetua. Después de un año sois testigos de la gracia enorme que significa para la ciudad tener un lugar sagrado donde adorar al Señor sin interrupción y de cómo Él nos va transformando, de gracia en gracia. Decía san Pedro Julián Eymard: “La adoración es un medio para dejarse penetrar por el amor de Dios.” Y esto es lo que vamos descubriendo cuando hacemos la experiencia de adorar al Señor. Una experiencia transformante para cada uno de nosotros, como adoradores, y para la comunidad que se va formando en torno a Jesús en su presencia eucarística. Porque, también lo habéis visto, la adoración edifica la comunidad y hace de ella una fraternidad eucarística, ya que Dios nos ama y nos muestra su amor que nos penetra en la Eucaristía y nos une en torno a ella, vínculo de unidad. Cada vez nos queda más claro que la Adoración Eucarística Perpetua es un don de Dios para este tiempo, y que cada capilla es no sólo un oasis de paz porque ahí se recibe la paz de Cristo, la que el mundo es incapaz de dárnosla, sino también porque se convierte en un faro de luz en esta noche del mundo que nos quiere envolver con sus tinieblas de mal y sus nieblas de confusión. En la capilla todo es claridad. Adoramos a quien ha dicho “Yo soy la Luz” y “Yo soy la Verdad”. Seguramente muchos son ya los testimonios de gracias recibidas, de paz encontrada, y ciertamente habréis también comprobado que las personas que adoran vienen de todas las realidades sociales y espirituales, algunas hasta inimaginables, porque el Señor a todos llama al encuentro, y a los que ya han respondido a la invitación los invita a profundizar aún más cada momento de estar con Él. ¡Cuántos hermanos alejados habrán podido y podrán en el futuro acercarse por vuestro sí! Vuestra acogida al don extraordinario del Cielo, que es la adoración perpetua, ha hecho posible que la capilla esté siempre abierta para que todos puedan acercarse al Señor y Él pueda abrazar a todos y muy especialmente a aquellos heridos por la vida. Habéis abierto una puerta al Cielo para que permanezca siempre abierta. Habéis encendido la luz que vence las tinieblas. Y así como Moisés aparecía con el rostro radiante después de cada encuentro con el Señor, así también vuestra vida es iluminada después de cada hora santa. En todo momento hay algún custodio de la Eucaristía (¡qué bella paradoja divina: custodios de Dios Omnipotente que cuida de cada uno de nosotros!), un centinela de la aurora que hará despuntar el nuevo día. Sí, porque en la adoración, cuando por la fe nos abrimos al amor, también cultivamos la esperanza. Noche y día desde Gandía se elevan himnos de silencio a nuestro Creador y Salvador. Noche y día se le da gracias, se intercede, se le suplica, se lo alaba, se repara, en adoración.
No podemos parar de agradecer y dar gloria a Dios por tantos beneficios. Ni tampoco de adorarlo. Recordemos aquellas palabras del santo Juan Pablo II cuando escribió: “La Iglesia y el mundo tienen una gran necesidad de culto eucarístico. Jesús nos espera en este sacramento de amor. No seamos mezquinos con nuestro tiempo al ir a encontrarlo en la adoración, en la contemplación plena de fe y pronta a reparar las grandes faltas del mundo. Que nuestra adoración no cese jamás” (Dominicae Cenae. Juan Pablo II. 1980). ¡Adoración incesante es adoración perpetua! Como palabras finales quiero recordar algo que dijo aquel gran adorador y predicador que fue Mons. Fulton Sheen: “Tendrás que combatir muchas batallas, pero no te preocupes porque al final ganarás la guerra ante el Santísimo Sacramento”. Rezad mucho por nuestra Iglesia, por vuestra ciudad y por todos nosotros, esta comunidad eucarística extendida en el espacio que quiere llevar a todos a gozar de la Presencia del Señor y a que reciban sus ingentes bendiciones. Que el Señor os siga colmando de sus bendiciones
En Cristo y María
P. Justo Antonio Lofeudo MSE 

Testimonio de un adorador.

La alegría, recibida por hacerse realidad la adoración perpetua en la capilla del monasterio de las Clarisas de Gandia, y el vinculo que nos une por ser la madre de una de las hermanas de la comunidad... me motivo..... y doy gracias a Dios por el regalo tan inmenso que me ha concedido, para venir cada semana a estar una hora con el Señor como adoradora. Doy gracias a Dios no solo por mi, sino por mis hijos que me acompañan..... ellos se ofrecieron sin pedirlo, solo sabían que deseaba venir... y que sola no podía. No conduzco, vivimos a unos 45 km de distancia, de forma que utilizamos mas tiempo en ir y venir que estar en la PRESENCIA DEL SEÑOR pero aunque fuese menos le daría igualmente las gracias, merece la pena el esfuerzo. Es una BENDICIÓN. Nunca podré expresar con palabras la alegría que siento… el bien que puedo hacer orando por todos y el mundo entero. Estoy segura cuanto bien!!! hará también a los matrimonios de mis hijos en momentos de crisis o dificultades..... Creo verdaderamente que están protegidos.... Y me atrevo a decir, que el señor continuara su obra con mis nietos.... El es así de generoso, siempre paga con el ciento por uno.... 

TODO SEA PARA GLORIA DE EL. 
Maria. Un saludo.

martes, 22 de diciembre de 2015

La divina misericordia.

     
La esencia de la devoción a la Divina Misericordia
La misión de Santa Faustina es llevar la devoción de Divina Misericordia a las nuevas formas. Su esencia es la actitud de confianza en Dios y la Misericordia hacia el prójimo.

La confianza en esta devoción se entiende como una actitud interna hacia Dios que se expresa en cumplir su voluntad. Esta actitud consta de varias virtudes, de las cuales las más importantes son: la fe, la esperanza y el amor así como la humildad y la contrición. La confianza surge de la comprensión del misterio del amor misericordioso de Dios al hombre. No es una actitud emocional, un sentimiento o un acto intelectual de reconocer la verdad de la revelación de Dios, sino es una actitud permanente hacia Dios misericordioso, en ejercicio de su voluntad. Las palabras:
" Jesús, en Ti confío” - colocado en la firma de la imagen – son una respuesta correcta del hombre a conocer el misterio de la Misericordia de Dios y la experiencia de este misterio en nuestra propia vida.

La confianza es la esencia de la devoción a la Divina Misericordia a tal punto que sin esa actitud no se puede decir sobre el culto de la Divina Misericordia, que Jesús deseaba. Cada una de las formas de culto transmitidas por Sor Faustina serán entonces un verdadero acto de la devoción a la Divina Misericordia y traerán los resultados esperados (entre otros, el cumplimiento de las promesas de Jesús), si se derivan de una actitud interior de confianza en Dios. La confianza es un acto fundamental de la devoción a la Divina Misericordia ya en si misma, como en la práctica de determinadas formas de culto, garantiza la realización de las correspondientes promesas generales de las gracias que Jesús ha asociado a esta devoción. Las gracias de Mi Misericordia - dijo – se toman con un solo recipiente éste es la confianza. Cuanto más confíe un alma, tanto más recibirá (Diario 1578)

La compasión hacia los demás es, además de la confianza, otro elemento importante de esta devoción. Debes mostrar Misericordia al prójimo siempre y en todas partes – recuerda el Señor Jesús por mediación de la Sor Faustina un deber cristiano fundamental - no puedes
dejar de hacerlo ni excusarte ni justificarte. Te doy tres formas de ejercer Misericordia al prójimo: la primera: la acción, la segunda: la palabra y la tercera: la oración. En estas tres
formas esta contenida la plenitud de la Misericordia y es el testimonio irrefutable del amor
hacia Mi. De este modo el alma alaba y adora Mi Misericordia. (Diario, 742). El Señor Jesús quiere que sus fieles hagan durante el día por lo menos un acto de Misericordia hacia el prójimo a través de una buena acción, la palabra o la oración. Explicó que el mérito mayor es la Misericordia para el alma, y añadió que eso no necesita los recursos.

La imagen de la Divina Misericordia
Su génesis está asociada con la revelación que tuvo Sor Faustina en una celda del convento de Płock el 22 de febrero 1931. Al anochecer, estando en mi celda – escribió - ví al Señor Jesús vestido con una túnica blanca. Tenía una mano levantada para bendecir, y la otra tocaba la túnica sobre el pecho. De la abertura de la túnica del pecho salían dos grandes rayos: uno rojo y otro pálido (...). Después de un momento Jesús me dijo: Pinta una imagen según el modelo que ves, y firma: "Jesús, en Ti confío" (Diario 47).


La pintura representa a Cristo crucificado y resucitado, quien por el precio de su pasión lleva al hombre la paz y la salvación por el perdón de los pecados así como todas las gracias y dones. La característica principal de esta imagen son dos rayos: rojo y pálido. Jesús preguntado acerca de su significado explicó: "Los dos rayos significan la Sangre y el Agua. El rayo pálido simboliza el Agua que justifica las almas. El rayo rojo simboliza la Sangre que es la vida de las almas (Diario, 299). Los dos rayos significan, sobre todo los sacramentos. Bienaventurado - dijo el Señor Jesús – quien viva a la sombra de ellos porque le alcanzará la justa mano de Dios (Diario, 299). La respuesta a estos dones de la Misericordia es la actitud de confianza, en la parte inferior de la imagen se lee: "Jesús, en Ti confío.”

La imagen que muestra la misericordia de Dios para el hombre es también un signo que recuerda la llamada evangélica del amor activo al prójimo. Así, el culto de la imagen de Jesús Misericordioso consiste en la oración de confianza en combinación con las actitudes de Misericordia hacia el prójimo. Para tal comprensión de la adoración de la imagen el Señor Jesús ha añadido promesas específicas. El alma que venere esta imagen no perecerá (Diario 48). Prometió la salvación y progresos significativos en el camino hacia la perfección cristiana, una victoria sobre los enemigos del alma, y la gracia de la buena muerte (Diario 48). Jesús no limitó su generosidad a estas gracias específicas, y dijo: Ofrezco a los hombres un recipiente con el que han de venir a la Fuente de la Misericordia para recoger gracias.
Ese recipiente es esta imagen con la firma: "Jesús, en Ti confío" (Diario, 327). Por medio de esta imagen colmaré a las almas con muchas gracias. (Diario 570).

La primera imagen de Jesús Misericordioso fue pintada en Vilnius en 1934 en el estudio de Eugeniusz Kazimirowski bajo la supervisión directa de Sor Faustina. Fue expuesto a la veneración pública por primera vez en el Santuario de Nuestra Señora de la Misericordia, de Ostra Brama, el primer domingo después de Pascuas, 26-28 de abril de 1935. Hoy esta imagen se venera en la Iglesia del Espíritu Santo en Vilnius. No obstante, muy famoso en el mundo es el cuadro pintado por Adolf Hyła donado a la capilla del convento de Cracovia-Lagiewniki como un voto por salvar a su familia de los horrores de la guerra. Así pudieron cumplirse las palabras del Señor Jesús quien dijo a Sor Faustina durante la primera revelación de la imagen: Deseo que esta imagen sea venerada primero en su capilla y en el mundo entero (Diario 47).

Fiesta de la Misericordia Divina
Deseo que el primer domingo después de Pascua de Resurrección sea la Fiesta de la Misericordia (Diario, 299) – dijo el Señor Jesús a Sor Faustina. Él expresó este deseo hasta 14 veces indicando no sólo un lugar de la fiesta en el calendario litúrgico, sino también el objetivo de su creación, el modo de su preparación y celebración.
Las almas mueren a pesar de Mi amarga Pasión – dijo Jesús, indicando el motivo de la creación de la fiesta - les ofrezco la última tabla de salvación, es decir, la fiesta de Mi Misericordia. Si no adoran Mi Misericordia, morirán para siempre "(Diario 965). La fiesta debe ser un día de adoración especial de Dios en el misterio de su Misericordia, que es la fuente y el motivo de todas las obras de Dios para el hombre, especialmente la obra de la redención. Es también – por voluntad de Dios - un día de gracia especial para todas las almas, y especialmente para los pecadores que están más necesitados de la Misericordia de Dios. La Fiesta – dijo Jesús – ha brotado de las entrañas de Mi Misericordia para el consuelo del mundo entero (Diario 1517).

Desde esa fecha, para ser exactos con la Eucaristía, recibida en esa fecha, está ligada la mayor promesa: el perdón total de las culpas y el castigo (Diario 300). Esta gracia es mucho mayor que la indulgencia plenaria, la cual consiste en la remisión de la pena temporal por los pecados cometidos, pero no es la remisión de los mismos pecados. Una gracia muy especial también es sustancialmente mayor que la gracia de los seis sacramentos, excepto el sacramento del bautismo, porque la remisión de pecados y castigos es sólo la gracia del sacramento del bautismo. En las promesas anteriores, Jesús ha unido el perdón de los pecados y el castigo con la Santa Comunión recibida en la Fiesta de la Misericordia (...). Es obvio que la Santa Comunión no sólo debe ser digna, sino también debe cumplir los requisitos básicos de la devoción a la Divina Misericordia (Rev. I. Rożycki).

Jesús no limitó su generosidad a esta gracia tan excepcional, sino prometió derramar un mar de gracias sobre las almas que se acercan al manantial de Misericordia, ya que ese día están abiertas las entrañas de Mi Misericordia a través de las cuales fluyen las gracias (Diario, 699) La importancia de esta fiesta consiste, entre otros, en que todas las personas, incluso los que hasta el día de hoy se conviertan, podrán participar en todas las gracias y beneficios temporales que Jesús ha preparado para esta celebración. Pueden obtenerlas tanto las
personas individuales como las comunidades, con la condición que pidan con una gran confianza.
La preparación de esta fiesta, se basa en la novena, que consiste en la recitación durante los nueve días - a partir del Viernes Santo – de la Coronilla de la Divina Misericordia. También es conocida comúnmente como una novena, que el Señor Jesús dictó a Sor Faustina a su propio uso. Los fieles pueden rezarla con devoción. Sin embargo, la novena de la Coronilla de la Divina Misericordia constituye la preparación para la fiesta, la que Jesús quería, y con la cual unió la promesa de todas las gracias (Diario 796).
En cuanto al modo de las celebraciones de la fiesta, el Señor Jesús quiere que en este día la imagen de la Divina Misericordia sea públicamente venerada, es decir litúrgicamente y que los sacerdotes hablen de su insondable Misericordia mientras que todos cumplan con todos los actos de caridad hacia el prójimo y con la confianza reciban el sacramento de la Reconciliación y la Eucaristía.
El culto a la Divina Misericordia particularmente en el primer domingo después de Pascua ha sido espontáneo desde la época de la Segunda Guerra Mundial. Oficialmente instituyó esta fiesta en su diócesis, en primer lugar, el obispo metropolitano de Cracovia, el cardenal Franciszek Macharski con la carta para la Cuaresma de 1985. Posteriormente, los demás obispos introdujeron esta fiesta en sus diócesis. En 1995 a petición de los obispos, la Santa Sede emitió un decreto que permite la celebración de la fiesta en todas las diócesis con las disposiciones litúrgicas en vigor en esa fecha.

Coronilla a la Divina Misericordia
Al comienzo:
Padre nuestro ... Ave María ... Yo creo en Dios ...

En las cuentas grandes (1 vez):
Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad
de Tu amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo
como penitencia por nuestros pecados y los del mundo entero.

En las cuentas pequeñas (10 veces):
Por Su dolorosa pasión, ten Misericordia de nosotros y del mundo entero.

Al terminar (3 veces):
Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros
y del mundo entero.

En Vilnius, el 13 de septiembre de 1935, Sor Faustina tuvo una visión de un ángel que vino a la tierra para castigarla por sus pecados. Cuando vio este signo de la ira de Dios, pidió al ángel que se detuviera por unos momentos, y que el mundo iba a hacer su penitencia. En un momento se puso de pie por la majestuosidad de la Santa Trinidad y luego no se atrevió a repetir su súplica. Pero cuando sintió en su alma el poder y la gracia de Jesús, comenzó a orar en las palabras interiormente oídas y vio que el castigo de la tierra se apartó. Otro día, cuando estaba en la capilla, el Señor Jesús, una vez más recordó esas palabras y le dió las instrucciones de cómo recitar esta oración usando un rosario común.
En esta oración ofrecemos a Dios Padre: el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de Jesucristo, su Divina Personalidad y su Humanidad. Recitando las palabras de tu amadísimo Hijo - nos referimos al amor que Dios el Padre ofrece a su Hijo y en El a todos los hombres, y por lo tanto recurrimos a un motivo más fuerte para ser escuchado por Dios.
Las palabras por el bien de su dolorosa pasión no significan un llamamiento a la satisfacción hecha por Jesús en la cruz, sino - según la fidelidad a la letra y el espíritu de la devoción a la Divina Misericordia - al amor misericordioso que Dios el Padre y el Hijo tiene para nosotros. Por lo tanto, queremos que la dolorosa pasión del Hijo de Dios no sea en vano, sino que de frutos en nuestra vida y en la vida de los demás.
En la Coronilla pedimos por la Misericordia para nosotros y para el mundo entero. El pronombre “nosotros” significa una persona rezando esta oración por todos, por los cuales desea y está obligada a orar. Sin embargo, el mundo entero – son todas las personas que viven en la tierra y las almas en el purgatorio.
Jesús en una docena de apariciones mostró el valor y la eficacia de esta oración, y dio promesas vinculadas con ella.
A quienes recen esta coronilla, Me complazco en darles lo que me pidan (Diario 1541) - dijo a Sor Faustina, y añadió: (...) si lo que pides está de acuerdo con Mi voluntad (Diario 1731). La voluntad de Dios es para el hombre la misma Misericordia, así que cualquier cosa que sea incompatible con ella es malo o perjudicial, y por lo tanto no puede ser concedido por Dios. Las promesas específicas se refieren a la hora de la muerte: la gracia de una muerte feliz y serena. La recibirán no sólo los que rezan con las palabras de la Coronilla, sino también los que mueren acompañados de quienes rezan por ellos con la Coronilla.
Los sacerdotes - dijo el Señor Jesús – se la recomendarán a los pecadores como la última tabla de salvación. Hasta el pecador más empedernido, si reza esta Coronilla una sola vez
recibirá la gracia de Mi Misericordia infinita. (Diario, 687). Aunque sea una vez, pero con espíritu de devoción a la Divina Misericordia, y así, en una actitud de confianza, de humildad y de arrepentimiento sincero y profundo por los pecados. La oración con la Coronilla como la expresión exterior de la actitud interior debe ser tenaz porque el Señor Jesús dijo: nunca, salvo por la gracia de una buena muerte - el que reza será escuchado después de una sola oración.

La Coronilla – con la invocación: Jesús, en Ti confío - es la oración más famosa de la Divina Misericordia. Esta traducida incluso en dialectos africanos y recitada en todos los rincones del mundo.

Hora de la Misericordia
A las tres - el Señor Jesús dijo a Sor Faustina, en octubre de 1937 en Cracovia - ruega por Mi
Misericordia, en especial para los pecadores y aunque sólo sea por un brevísimo momento, sumérgete en el momento de mi agonía. Esta es la hora de la gran misericordia para el mundo entero (Diario 1320). Tal es la historia del inicio de esa forma de adoración de la Divina Misericordia. Unos meses más tarde, el Señor Jesús repitió esta petición indicando el objeto de su creación, las promesas asociadas a la práctica de la oración a esta hora y las formas de la celebración.

La hora de la Misericordia es una forma de adoración, en la cual celebramos el momento de la agonía de Jesús en la Cruz (Diario1500), cuando ofreció la gracia para el mundo entero – y cuando la Misericordia triunfó sobre la justicia (Diario 1,572). No se trata aquí de la hora sobre el reloj - 60 minutos de la oración – sino de la oración cuando el reloj indica las tres de la tarde (Diario 1572), es decir en el momento de la agonía de Jesús en el Calvario. Esta forma de culto a la Divina Misericordia podemos practicarla no sólo el Viernes Santo, o todos los viernes, sino también todos los días. Es un tiempo privilegiado en la devoción de la Divina Misericordia.

El Señor Jesús quiere que en esta hora, aunque por un breve momento, reflexionemos sobre su dolorosa pasión, en la cual se manifiesta plenamente el misterio de su Misericordia. El conocimiento de la pasión conduce a la oración de la adoración y de la gratitud así como a la imploración por las gracias que necesita el mundo entero y especialmente los pecadores, porque en este momento [la misericordia] ha sido abierta para todas las almas.

Con una oración en la hora de la Misericordia, el Señor Jesús ligó las promesas de todas las gracias. En esta hora, - dijo – nada le será negado al alma que pida por los méritos de Mi Pasión (Diario 1320). En esa hora puedes obtener todo lo que pides para ti y para los demás
(Diario 1572). Así que Cristo ha establecido tres condiciones necesarias para cumplir las promesas, la oración realizarse a las tres de la tarde, debe ser dirigida al Señor Jesús y hay que reflexionar sobre los valores y méritos de su Pasión. Por otra parte, de nuevo hay que señalar que el sujeto de la oración debe ser coherente con la voluntad de Dios, y la propia oración debe ser confiada, perseverante y relacionada con las obras de Misericordia, lo cual es una condición de la verdadera devoción a la Divina Misericordia.


Jesús también dió consejos sobre cómo rezar en la hora de la Misericordia: procura rezar el Vía Crucis cuando te lo permitan las obligaciones, y si no puedes rezar el Vía Crucis por lo menos entra un momento en la capilla y adora el Santísimo Sacramento, y a Mi Corazón que
está lleno de Misericordia. Si no puedes entrar en la capilla, sumérgete en oración allí donde
estés aunque sea por un brevísimo instante. (Diario 1572).

La hora de la Misericordia es un momento de la oración cotidiana de los apóstoles de la Divina Misericordia en todas las latitudes. Por lo tanto, los creyentes, como en un incesante acto de la oración, se unen con Jesús que muere en la Cruz y – cumpliendo su petición – imploran por la Misericordia Divina para el mundo y especialmente para los pecadores.

Difundir el culto de la Misericordia
Entre las nuevas formas de culto de la Divina Misericordia transmitidas por Sor Faustina, está la propagación del culto de la Misericordia, porque con esta forma de devoción están ligadas las promesas del Señor Jesús, dirigidas a todas las personas que se dedican a esta práctica.

Jesús no ha especificado formas de difundir el culto de la Misericordia, pero ha dejado un modelo perfecto en la vida apostólica de Sor Faustina.

Se trata primero de la propagación del culto a la Misericordia mediante el testimonio de la vida en un espíritu de confianza total en Dios, es decir, cumpliendo su voluntad, y la Misericordia hacia el prójimo. Sin embargo, no hay que limitarse únicamente a eso. Hay que proclamar con la palabra el mensaje de la Misericordia y despertar en la gente la confianza. Jesús muchas veces en las páginas del Diario llama a la difusión de la verdad sobre el amor misericordioso de Dios al hombre, para que todos puedan beneficiarse del tiempo y los dones de la Misericordia en la tierra y alcanzar la salvación.
¡Oh, si los pecadores conocieran Mi Misericordia - confesó el Señor Jesús a Sor Faustina - no perecería un número tan grande de ellos. Diles a las almas pecadoras que no tengan miedo de acercarse a Mi, habla de Mi gran Misericordia (Diario 1396).

El Señor Jesús concede una gran importancia a esta tarea, ya que le unió una promesa especial. A las almas que propagan la devoción a Mi Misericordia, las protejo durante toda su vida como una madre cariñosa a su niño recién nacido y a la hora de la muerte no seré para ellas Juez sino Salvador misericordioso (Diario 1075). Jesús dirige un especial estímulo a los sacerdotes asegurando que los pecadores impenitentes serán aplastados por sus palabras, cuando vayan a hablar sobre Mi Misericordia insondable, de la compasión que tengo por ellos en mi Corazón (Diario 1521).

Para cumplir realmente con esta tarea primero hay que conocer el misterio de la Misericordia de Dios y meditar en ella, basándose en textos de la Santa Escritura, la Encíclica Dives in Misericordia, el Diario de Sor Faustina y otros libros sobre este tema con el imprimatur de la Iglesia. La penetración en el misterio de la Misericordia de Dios en la creación, la salvación y el destino del hombre a la unión con Dios para la eternidad así como la percepción de la influencia del amor misericordioso de Dios en la vida personal hace nacer la actitud de la confianza y de la Misericordia, así como el deseo de proclamar a los demás esta verdad de la fe.
Katolicki.net

sábado, 9 de mayo de 2015

Tras una hora de adoración no estamos igual, vienen hasta personas no practicantes, Dios da paz.


Inicio / Nueva Evangelización

Isabel Puig coordina a 300 voluntarios de Adoración Perpetua

«Tras una hora de adoración no estamos igual, vienen hasta personas no practicantes, Dios da paz»



Isabel Puig coordina los voluntarios de la nueva Adoración Perpetua de la parroquia de San Sebastián de Badalona, la única de Cataluña exceptuando la del Tibidabo

Isabel Puig, madre de familia numerosa, busca organizar a los adoradores que cubrirán las 24 horas los 365 días del año la Adoración Perpetua en la capilla del Santísimo de la parroquia de Sant Sebastián (www.psantsebastia.org) del Barrio de Pomar de Badalona.

Se necesitan 300 personas que se comprometan a no dejar solo al Santísimo Sacramento nunca más en esa capilla. Isabel coordinará un equipo de 29 personas. La capilla será inaugurada el próximo 13 de mayo, festividad de la Virgen de Fátima por el Cardenal Arzobispo Metropolitano Lluís Martínez Sistach.

Se trata de la segunda capilla de adoración perpetua en Barcelona. La primera es la del Templo Expiatorio del Tibidabo, presidido en lo más alto por una imagen del Sagrado Corazón, que abraza con sus brazos abiertos la Ciudad Condal desde su punto geográfico más alto. Es atendida por una comunidad de padres salesianos.

La Capilla de Adoración Perpetua en la parroquia de Sant Sebastián del barrio Pomar en Badalona, sin embargo, es la única atendida por laicos, entre las más de 30 que se han abierto en España por esta iniciativa.

Habla Isabel Puig: «Se trata de estar físicamente acompañando a Jesús Eucaristía. Esas personas que vamos a adorarle, lo primero que hacemos es reconocerle. Reconocerle como Dios, nuestro Creador, nuestro Señor, el Dios de la historia, nuestro amigo, el amor de nuestra vida: vamos a estar con Él, en su presencia»

-¿Qué aporta de nuevo esta actividad, con respecto a la Adoración en la Exposición y Bendición eucarística que ya se realiza en muchas parroquias semanalmente?- No es una iniciativa que no exista: están por ejemplo las adoratrices de Horta, que tienen expuesto el Santísimo Sacramento en su convento siempre, día y noche. Durante el día está abierto perodurante la noche las personas que querrían rezar ante el Santísimo expuesto no pueden hacerlo, porque el convento está cerrado.

»Se trata sin embargo con la Adoración Perpetua de que cualquier persona que quiera ir a rezar y acompañar al Santísimo durante el día o la noche a cualquier hora cualquier día, tenga un lugar que está abierto. En Youtube hay un vídeo muy bonito de 6 minutos de duración que explica lo que es la Adoración Perpetua para tantos que no la conocen profundamente. Son capillas de silencio: ni se canta, ni se baila, ni se reza el rosario, ni se hace alabanza, ni se toca la guitarra, ni devociones, ni la coronilla, ni se reza nada en voz alta.

»Antes cuando había muchos conventos de religiosos y religiosas lo que pasaba es que se hacía más adoración. Ahora, cuando vemos que son mucho menos, desgraciadamente, los conventos de religiosos, y que ellas y ellos se van haciendo mayores también, vemos que el Espíritu santo va suscitando, y no solamente en España, más capillas de adoración desde las comunidades parroquiales impulsadas por los laicos.

»Éste no es un fenómeno que ocurra solamente ni principalmente en España, sino que en todo el mundo se están abriendo capillas de adoración perpetua, 24/365. Hay una página en Internet (http://adoracionperpetua.info).

- ¿Qué papel juega en esta trama del padre Justo para empezar, y que día será?.-El padre Justo, argentino, por lo poco que lo conozco, pasó unos años trabajando en España, aunque más años en América. Su misión es ir de diócesis en diócesis para abrir en parroquias capillas de adoración perpetua. Donde le llaman, él acude, y así ha abierto capillas en Italia, en Checoslovaquia, en Hungría, en Rumanía, de donde venía cuando paso por Barcelona en enero.

»Mosén Felipe ya era amigo nuestro cuando él estaba en la parroquia de santa Inés de Barcelona. A través de un matrimonio amigo nuestro nos invitaron a hacer los retiros de Emaús y le propusimos a mosén Felipe que nos acompañara y él pudo también así vivir esta experiencia. A partir de allí pudimos traer los retiro de Emaús a Barcelona y a partir de ahí fue también que hemos seguido trabajando con él en los retiros de Emaús y en la parroquia de San Sebastián. En YouTube hay un vídeo simpático de la visita del padre Justo a Sant Sebastiá de Pomar el 25 de enero pasado .

»En enero cuando vino el padre Justo había que buscar una persona que se hiciera cargo de sacar adelante toda la estructura de la capilla de la Adoración Perpetua y nos pidió el padre Justo a través ahora de mosén Felipe si podía hacerme yo cargo de esta responsabilidad y este honor inmenso; y yo acepté, porque realmente es un honor y un privilegio.

- ¿Que utilidad tiene la adoración, y de qué sirve adorar, en silencio, en una capilla delante del Santísimo Sacramento?- La adoración es poner a Dios en el centro de nuestra vida, y de alguna manera es dar cumplimiento al plan de Dios, que se quiso quedar en la Eucaristía. Tenemos este regalo inmenso, que Dios nos quiso dar, que es a Jesús mismo; es uno de los grandes misterios de nuestra Fe.

»De alguna manera cuando una persona está con Dios pasan cosas. Esas cosas la mayor parte de las veces no son evidentes, porque pasan en nuestra alma: Dios trabaja en ella. De Él recibimos la gracia, el amor, la sanación de nuestras heridas profundas, y Él es el mejor médico del mundo, el taumaturgo por excelencia. Me gusta decir que es como estar al sol: Dios es nuestro sol. Cuando tú estás al sol, no haces nada, pero te pones moreno; de alguna manera cuando estás adorando a Jesús Eucaristía no hace falta que hagas nada, Dios ya actúa a nuestro lado.

»Una capilla de Adoración Perpetua es como una conexión entre la tierra y el cielo, es como perpetuar los beneficios de la misa en el tiempo. En la misa se nos abre el cielo y cuando acaba la misa es como si se cerrara de nuevo. La capilla de la Adoración Perpetua es como mantener abierta esta relación entre el cielo y la tierra por la gran cantidad de adoradores que van pasando por la capilla y la abundancia de capillas que hay en el mundo; por todas las cosas que llevan en el corazón las personas que rezan; por todo ese reconocimiento de que ahí está Dios, Jesús está aquí y le damos un trono para que reine y para que nos ayude a hacer lo que él quiere que hagamos.

»Ya dice el Señor en M12, 28 y 29: "Cuando uno de los escribas se acercó, los oyó discutir, y reconociendo que les había contestado bien, le preguntó: ¿Cuál mandamiento es el más importante de todos? Jesús respondió: El más importante es: ”Escucha, Israel, el Señor es Nuestro Dios, el Señor es Uno, amarás al Señor con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con toda tu fuerza". Así, en estas capillas estamos en disposición de escuchar.

»Después de una hora de adoración no estamos igual: Él nos da paz, nos guía, nos da respuesta a las preguntas que le hacemos, con mucho consuelo, respuestas que no encontramos en el mundo, pero junto a Él sí, en este pedacito de cielo, pues donde está Dios ahí estamos en el cielo, y Él nos habla.

»Vamos a inaugurar la capilla el día 13 de mayo, que es la fiesta de la Virgen de Fátima y también celebramos Nuestra Señora del Santísimo Sacramento: es un día muy especial. La virgen nuestra madre siempre está al lado de Jesús y ella siempre nos va a guiar en toda esta aventura maravillosa de la aventura de la capilla de la adoración perpetua.

- ¿Cuál es el perfil de un adorador?
- No hay perfil. Tenemos adoradores de todas las edades, hombres y mujeres, chicos y mayores, gente que trabaja, padres de familia con muchos hijos que buscan una hora para venir a orar, personas que trabajan durante el día y vienen durante el día, personas que trabajan durante la noche y viene durante el día, gente jubilada que coge tres autobuses y dos metros para llegar a su turno de la hora de adoración. Vienen de toda Barcelona, del Maresme, del Vallés.

»Nos gustaría que se involucrara mucha gente de Badalona ya que la parroquia de San Sebastián está en esta localidad, pero esperamos que se abran en otras ciudades y que no sea la única en esta ciudad tampoco. Sabemos que hay otros sacerdotes que nos tienen puesto el ojo y que están esperando para ver cómo funciona para empezar ellos con esta devoción.

»Tenemos hasta no practicantes, gente que no va a misa y está cogiendo amor a la adoración a la eucaristía. Es un tema de fe, si crees que Jesús está en la Hostia.

- ¿Cómo responde una persona que nunca ha hecho adoración cuando le preguntas si le gustaría hacer adoración en un turno de una hora?- La respuesta más común es que la gente, de golpe, no entiende; pero por otro lado cuando les explicas y cuando experimentan lo que es orar allí, estar en una capilla donde hay silencio, donde hay paz, la gente se siente bien. Y bien se siente cualquier persona que va a una capilla de adoración. Y es esa experiencia que les hace querer volver, y volver en efecto. Porque salen mejor que entran.

- Estos días en que lo estáis proponiendo a tantas personas, ¿encontráis de facto no creyentes, en que pensáis para proponérselo directamente? - Mira hay mucha gente que no se siente parte, porque no van a misa, no se saben las oraciones, no participa de los cantos, o no los conocen, entonces es como que no va con ellos. Sin embargo una capilla donde vas, te sientas, hay silencio y hay paz, aquí no hay que entender nada:, eso lo entiende todo el mundo; las personas entienden; entienden que se sientan, contemplan y se sienten bien. Encima les dicen que ahí está Jesús y están encantados porque no les obliga nada más. No les da miedo, y ahí Jesús hace su trabajo, pues es un empezar.

»De donde sale al gente es realmente de los familiares de los parroquianos que ya van a adorar durante las horas en que ya lleva tiempo funcionando, que son muchas, pues en la capilla de la parroquia de Sant Sebastián ya se viene realizando durante el día.

»Hace falta un gran número de adoradores para que el Santísimo esté siempre acompañado. En la parroquia hay ya varios días a la semana en que el Santísimo está expuesto durante el día. El párroco, padre Felipe, siempre estaba pidiendo que esta capilla de adoración llegase a ser perpetua; empezamos haciendo adoraciones nocturnas. Todos los jueves hay adoración nocturna en la parroquia. La idea era ampliarlo a los miércoles y enlazar con el jueves.

»En enero fue cuando empezamos con la adoración de los miércoles. Entre tanto el padre Felipe se puso en contacto con el padre Justo Lofeudo, que es un misionero del Santísimo Sacramento, congregación que tiene como misión extender la devoción al Santísimo Sacramento. Lo que hace el padre Lofeudo es abrir capillas de adoración perpetua, y de hecho ya se han abierto 35 en toda España a través de su obra, la última en Córdoba el domingo después de Pascua, Domingo de la Misericordia. Durante dos meses, el padre Lofeudo va a una parroquia, se instala allí y explica todo lo relacionado con la adoración perpetua a los feligreses y fieles en general interesados, así como a los párrocos de la zona. Tiene un sistema muy claro, sencillo y sólido para conseguir que la capilla funcione.

- ¡Difícil de mantener en funcionamiento! ¿Cómo es la estructura de la organización en rasgos generales?- En una capilla hay 29 responsables, uno para cada hora de un día; por ejemplo, el responsable de los 7 días de esa hora. En total hay 24 responsables de 24 horas para 7 días. Luego hay responsables de turno, por ejemplo, el responsable de la primera hora de la mañana que va de 0 a 6 de la madrugada, otro es de 6 a 12 de la mañana, luego está el de la tarde, de 12 a 6 de la tarde y finalmente el que va de las 6 de la tarde a las 12 de medianoche. Total, cuatro más, que suman 28. Y a estos 28 le sumaremos el coordinador general, que tendrá la visión más global para saber y mantener en movimiento todo.

- ¿Ésa serás tú?
- A mí me ha tocado ser la general. Me ha tocado porque me ha tocado, sin más. Los adoradores se comprometen a apuntarse a un turno de una hora a la semana. Debe haber adoradores las 168 horas de la semana. Hace falta como mínimo un adorador en cada turno de hora. Lo deseable sin embargo es que haya muchos más para que si uno no pueda venir sea suplido. Aprovecho para animar al lector que ofrezca al Señor una hora de compañía y adoración a la semana (información para apuntarse aquí). Y aún mejor, lo deseable es que haya dos adoradores en cualquier turno de una hora, por lo cual nos vamos a más de 300 adoradores para mantener el buen ritmo del servicio.

»Vamos a empezar teniendo en algunos turnos una sola persona. Incluso vamos a comenzar teniendo algunos turnos sin cubrir, de los cuales se harán cargo otros adoradores comprometidos. Para que la gente pierda el miedo al compromiso tienen que ver que hay una estructura detrás que va a poder suplirles en el caso que en un momento dado no puedan acudir a su hora de adoración. Eso da tranquilidad y permite que una persona abandone el posible miedo y sienta la libertad de comprometerse.

»El padre Lofeudo nos ha ayudado también en la organización; él mismo es ingeniero, y tiene una mentalidad más organizativa. En el caso también del Templo Expiatorio del Tibidabo o la de las adoratrices y otras congregaciones, los mismos religiosos y religiosas de la comunidad pueden suplir si se queda vacío el turno. Pero la idea de estas capillas es que sean los laicos los que se ocupen de la oración.



- ¿Tienes alguna anécdota para contarnos que refleje esta transformación e implicación de los adoradores en esta devoción?- Una anécdota muy común, concreta y real la constituyen los adoradores que no pueden atender su turno de adoración, y le dicen a su hijo a su marido o a un tío, o a su vecina: que por favor les hagan el favor personal de cubrir su turno. Van entonces estas personas para hacerle un favor al adorador que no puede ir y resulta que les encanta; y vuelven ya ellos por sí mismos apuntándose a un turno.

»Una de las normas que tenemos para los que no puedan atender su turno es que intenten, antes de llamar a otro adorador, cubrir su turno con personas de fuera de los turnos; y esto es una manera de evangelizar: pedir a personas que no estén habituadas a adorar que les hagan un favor, y que les suplan en su turno. Es entonces cuando muchas de ellas van y les gusta.

- ¿Qué frutos da la Adoración Perpetua en una parroquia? - Tras estos cuatro años sí que ves en las personas una evolución de carácter. Personas que vienen con problemas personales, con carácter más agresivo, a medida que pasa el tiempo, los ves queviniendo a adorar, se pacifican, afrontan la vida de otra manera: llevan sus cruces con más fe, confianza, luego también lo que veo es que en la parroquia se están llevando muchos proyectos, que no saldrían adelante sin oración. De alguna manera el adorador comprometido da este servicio a la comunidad, el permitir que las capillas estén abiertas y disponibles para otras personas; es esta una manera de servir a la iglesia clara y sencilla.

- ¿Recuerdas algunos santos que fueran especialmente devotos de esta práctica de piedad eucarística?- Tenemos el ejemplo reciente de San Juan Pablo II, que pasaba dos horas al menos ante el Santísimo Sacramento diariamente, e incluso alguna vez las religiosas que atendían su dormitorio encontraban su cama sin deshacer. No pocas veces había pasado toda la noche en adoración frente al Señor en su oratorio particular, mucha veces coincidiendo con sus viajes, cuando en especial tendría que descansar para poder seguir el ritmo agotador de la agenda; pues él, en lugar de meterse en la cama se quedaba toda la noche adorando.

»Conozco también el caso de la Madre Teresa de Calcuta: cuando preocupada por la dificultad de su labor diaria y por la dureza de condiciones en las que tenían que vivir sus hijas, estableció la costumbre diaria de adorar una hora cada mañana al Señor ante el sagrario, empezaron a llegar más monjas y más monjas, y fue así que la congregación de las Misioneras de la Caridad ha llegado a ser lo que es hoy en día y suma y sigue.

»Recuerdo ahora también esa anécdota de cuando Karol Wojtyla visitó al Padre Pio en su convento, y éste le invitó a rezar juntos en la capilla. Se sentaron esa tarde y no salieron hasta la madrugada. Era 1947. El Padre Pio, después de ese encuentro, dijo que “Wojtyla será papa, y será un buen papa”. Juan Pablo II bromeaba como sacerdote sobre estas palabras en alguna ocasión dando a entender que era imposible hasta que fue nombrado obispo y más tarde arzobispo de Cracovia. Ya no volvió a hablar del tema, como si vislumbrara que se iba a cumplir esa profecía. Dios tiene sus caminos. Todos los santos han sido adoradores.

Esta entrevista con Isabel Puig en Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=oQtZ13A_BVo